Mensajes del Paro Nacional: Arte y Cultura

Mensajes del Paro Nacional: Arte y Cultura

Por: Javier Mojica, Comunicador Social y Periodista

Hace, ya, varios días Colombia está sumida en un ambiente enrarecido. Tenemos una pandemia a cuestas, un paro nacional y un desgobierno evidente; los medios colombianos han registrado los desmanes y daños de los protestantes y, en algunas ocasiones, los abusos de autoridad, por su parte, los medios internacionales, han oído a la ONU y a los defensores de derechos humanos, y han condenado la situación de forma categórica, mientras el gobierno intenta crear estrategias para normalizar la situación.

Esta coyuntura tiene muchas caras, y en esta ocasión voy a centrarme en la cultura, el arte, la música, el baile, la pintura, la integración y en el mensaje de muchos grupos que, dentro de la marcha, merece ser oído y exaltado en medio de tanta información y convulsión de la violencia que siempre se ha vivido en Colombia.

Soy Periodista, me gusta mucho la fotografía y me interesaba tener algún registro de estos días que vivimos tan agitados, así que decidí asistir a una marcha, utilizando todas las medidas de bioseguridad. El día estaba soleado y entre la multitud había personas mayores de 70 años o más, bailarines, grupos de danza folclórica y contemporánea, adultos profesionales, ciclistas, patinadores, motociclistas, taxistas, punkeros, skinheads, tamborileros, cirqueros, pintores, gays, trabajadores de construcciones, profesores, médicos, enfermeras, fotógrafos, raperos, periodistas y muchos otros personajes variopintos, que nos acompañaban hacia el centro de la ciudad. Todos caminaban en forma pacífica y se sentía una fuerte energía por la fuerza de los cantos y las muchísimas expresiones no violentas, de esa gran variedad de grupos sociales.

Lo anterior lo describo porque de todos los mensajes de la marcha, el más profundo y sincero, no está siendo escuchado y es el de los jóvenes por un país diverso con más oportunidades y menos violencia. Ellos lo manifiestan a través de la música, bailes, de los cantos, de los instrumentos, pitos o de cacerolas. También está la pintura y los graffiti que, para Andrés Quintero, que hace parte del colectivo y medio de comunicación enfocado en graffiti Bogotart, en estas jornadas de Paro Nacional se están desarrollando diferentes formas de grafiti: “el graffiti, como lo conocemos en su esencia más pura, que puede ser un mensaje como: Abajo el mal gobierno, o No a la reforma, que es el grafiti que podría hacer un ciudadano que está indignado. Otro tipo de grafitis son los carteles, asociados a la práctica del cartelismo, y que son mensajes producidos tal vez en un taller, que se imprimen fácilmente, de forma muy barata y que también están llenando las calles; en lugares como el Parque de los Hippies han formado una galería urbana, y esto lo asocio a la práctica del grafiti ya que es espontáneo, lo hace un artista, un ciudadano para mandar un mensaje. Otro, es el que está asociado al arte urbano, que abiertamente está denunciando los excesos de la fuerza pública. Y el otro tipo es el que tiene que ver con las pintadas en el piso: se están haciendo unas tipográficas en todas las ciudades de Colombia, en tiempos de paro”. Espectador 2021

Desafortunadamente muchos medios de comunicación no han demostrado saber cómo darle un equilibrio a la información. Es grave que los mensajes de violencia sean más relevantes que las manifestaciones artísticas nacidas de un sentimiento legítimo de indignación o de protesta. 

Los mensajes y las formas de comunicación dentro de la marcha tienen significados muy profundos. Desde el punto de vista artístico las manifestaciones que, son un derecho fundamental de las sociedades democráticas, son un lugar lleno de oportunidades para explorar miles de maneras no violentas de expresar un mensaje a los gobiernos que no están haciendo las cosas bien. La violencia se ejerce de todos lados y somos una sociedad que ha derramado la sangre de nuestro propio pueblo durante toda la historia, por nuestras ideas y por otras realidades. Esperemos que a través del arte y el diálogo tengamos la oportunidad de vivir en un país más tolerante, inclusivo y diverso.

No hay comentarios

Agregar comentario