TENDENCIAS NOTICIOSAS, ¿QUIÉN LAS MANEJA Y PARA QUÉ?

TENDENCIAS NOTICIOSAS, ¿QUIÉN LAS MANEJA Y PARA QUÉ?

Por: Rodrigo Beltrán – presidente Bells Medios

La pregunta es: ¿son los Directores, editores, jefes de redacción, reporteros, los que están manejando diariamente la información y sus contenidos actualmente en los medios de comunicación en Colombia? mi respuesta es un no, contundente y lo considero infortunado para la autonomía y criterio de nuestros periodistas hoy en nuestro país, y en muchos países vecinos.

Analicemos en las últimas semanas ¿qué ha sido noticia recurrente en Colombia? Odebrech, escándalos al interior de las Fuerzas Militares, Santrich, Andrés Felipe Arias, Hidroituango, las Cortes, el Congreso y la fiscalía. Diría: hasta ahí, pare de contar. Las anteriores son las informaciones que han ocupado los principales titulares, el tiempo, el esfuerzo, el cubrimiento en inmenso porcentaje por parte de los medios de comunicación, o sea han sido direccionadas y bombardeadas con inmediatez en la mente y espíritu de los colombianos, quieran o no.

Y me nace una reflexión adicional: Estos contenidos informativos que han inundado, los medios, que acepto son noticia, merecedoras de informar y denunciar y en algunas oportunidades dignas de investigación más profunda, ¿responden a la realidad única y más allá esencial del país?  ¿De lo que le preocupa al ciudadano y hace parte de su calidad de vida, la que inquieta a los colombianos comunes y corrientes? Acaso no es por lo contrario informar con jerarquía sobre el estado de su bolsillo, su opción de empleo, su seguridad y la de su familia, su salud, educación, su escenarios de oportunidades? Y este, digámoslo fenómeno se presenta porque detrás de estas noticias que se vuelven pan de cada día, recurrentes y repetidas, hay líderes políticos, manipuladores de opinión, Organizaciones, oportunistas, que se activan y que les conviene acaparar coyunturalmente la atención, invadir tiempo y espacios de opinión, infiltrar esos contenidos en los medios a expensas muchas veces de la buena voluntad y capacidad  profesional de los periodistas directores de medios, solamente con la intensión de lograr sus objetivos que van desde presiones políticas, jurídicas, lograr consensos para intereses partidistas, desinformar, etc.

Agreguémosle que todo lo anterior, va en concierto, en consonancia con los contenidos en redes sociales. Ellas hoy, quién creyera, alimentan de manera más continua cada vez editorialmente a los medios y viceversa en menor proporción, creándose una dinámica para muchos soportable, para otros adictiva y perversa que fatiga, que no pertenece a su mundo, ni sus intereses y que los contamina de manera directa o indirecta… que los distrae en su realidad y sus necesidades primarias como ciudadanos frente a sus expectativas de vida.

Razón tienen muchos para el caso de oyentes o televidentes cuando afirman: ¿Para qué escucho esta emisora o la otra, si las noticias son las mismas? ¿Para qué sintonizo este noticiero en la noche si me cuenta lo mismo del medio día? Por cosas como estas, un gran ejemplo y que fue tendencia recientemente en el país,  un numeral de la W #EstamosMamados,  O sea estamos peligrosamente llegando a ser manipulados los periodistas y todos,  por creadores de tendencias, algunos verdaderos estrategas que nos saca de los objetivos o por lo menos nos quitan el espacio de denuncia en los medios de comunicación integrales, de la problemática cotidiana que afecta la calidad de vida de los colombianos… lo que ellos sienten en el pecho y el corazón, lo que más les importa, su presente y el futuro de sus familias de su entorno social, su comunidad.

 

Estos manipuladores de tendencias informativas en donde algunos aparecen de la noche a la mañana, olfatean sus pretensiones y hábilmente logran que inocentemente en muchas oportunidades los medios se pongan a sus servicios, o el medio conscientemente considera que les representan mayor audiencia, a la vez son una bomba de tiempo que contamina la atmósfera social, que se convierte en una válvula de escape, como bien lo trato la W #EstamosMamados. Los generadores de estos contenidos soterradamente dan a entender que ellos no tienen nada que ver, pero como francotiradores saben en donde apuntan y como “utilizan” su poder, diría finalmente, colegas y compañeros periodistas, con todo respeto, más malicia indígena y no olvidemos nuestra esencia como comunicadores y periodistas, y elevemos la importancia informativa a las necesidades primarias de los colombianos de a pie… ahí está también la noticia.

No hay comentarios

Agregar comentario