“Y SEGUIMOS EN LAS MISMAS”

“Y SEGUIMOS EN LAS MISMAS”

Por: Rodrigo Beltrán, presidente Bells Medios 

Según nuestros abuelos, de cada experiencia, sacamos siempre una lección. Para nadie es un secreto que en Colombia se vive a diario el menor valor por la vida, aquí asesinan al ciudadano en las calles entre otras cosas, por una bicicleta, un celular, una cachucha, además de la cultura de la corrupción y el abandono histórico a regiones apartadas por parte del estado, entre otras.

Durante años, los medios de comunicación serios, han denunciado situaciones que atentan contra la ética de los gobernantes y de aquellos que deciden en los sectores más importantes de desarrollo del país. Periodistas profesionales de mucho reconocimiento han investigado y publicado en editoriales, columnas de opinión, informes en espacios periodísticos con fundamento, hechos irregulares, con gran ingenio protagonizados por la clase dirigente que atentan contra los intereses nobles de la sociedad y claro, en contra de la legalidad, la norma y la justicia, es decir en contra del país. Pero todo ha sido insuficiente y nos convertimos en una nación, donde además de tragedias anunciadas como la más reciente en todo el territorio nacional por el crudo invierno, ahora se suma como si fuera poco, lo causado en San Andrés y Providencia con el impacto del Huracán Iota.

Razón tiene Christopher el cantante Isleño y que a lo largo de su vida profesional ha tratado de dignificar a San Andrés y Providencia gracias a su talento y a su música. En una reciente entrevista que le hice a través de mi Live por Instagram afirmó “de todo el abandono en San Andrés y Providencia lamentablemente hay que decir, que también ha tenido culpa el propio isleño, muchas veces el dinero lo envía desde aquí el gobierno y nuestros dirigentes en grandes oportunidades lo han despilfarrado”. Estamos invadidos de la indiferencia, de la polarización y el ego, de los pocos deseos de unirnos para actuar y las cosas siguen y siguen pasando.

El cáncer de la corrupción, los malos manejos, y deficientes políticas, han ocasionado el atraso de la infraestructura del país en todo el territorio nacional, salvo unas pocas regiones, sea una constante que ha facilitado que la fuerza de la naturaleza  golpee con mayor contundencia y sean precisamente las comunidades vulnerables las más afectadas.

Los medios de comunicación luego de un evento de desastre en nuestro país han tomado como casi única salida emprender campañas mediáticas de solidaridad para reunir lo necesario en donde las familias afectadas reciben, duele decirlo, como limosna, algunos insumos que le permiten continuar de pie por unos días, pero el problema de fondo continúa.

Hoy seguimos en las mismas, la indiferencia total y ya las comunidades que viven la tragedia, se cansaron de llorar de pedir y decidieron de manera irónica  reaccionar bailando con el agua hasta la cintura, como se hizo evidente en el video viral en redes en donde habitantes de zonas de alto riesgo en Cartagena se divertían y se enrumbaban al son de la champeta, el vallenato o la salsa, aún con la amenaza del agua y de las lluvias.

Da tristeza que aquí nada pase, que hagamos oídos sordos y sigamos en las mismas, que el esfuerzo de excelentes dirigentes que también los hay, de responsables medios de comunicación en donde no todos se salvan, de ciudadanos que han tenido la paciencia histórica de vivir su drama día tras día, del ejemplo exitoso de la solidaridad a campañas por parte de los ciudadanos  por el momento de dolor y el acto reflejo de ayudar al prójimo… todo lo anterior, se vea truncado y abortado por los pocos que están convirtiendo al país en un nación inviable para vivir, para crecer, pero si viable para morir en gran porcentaje de manera absurda producto de la incapacidad de los gobiernos con sus gobernantes y la justicia contaminada, cansada de buscar reformas para operar con dignidad y equilibrio.

No hay comentarios

Agregar comentario