RATAS DE LABORATORIO PARA REDES

RATAS DE LABORATORIO PARA REDES

Por: Juan Pablo Pérez, Comunicador Social y Periodista

Recientemente Netflix estrenó el documental “The Social Dilemma” – El Dilema Social – el cual está generando inquietud en un sector de la opinión, ya que describe, según expertos de las redes sociales que trabajaron en las compañías más importantes de este sector, cómo la industria trata - a los usuarios- cual ratas de laboratorios para lograr sus lucrativos fines.

Aunque suene un poco aterrador, en el documental dan testimonio importantes exmiembros de Google, Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest que miran hacia atrás con remordimiento y sentimiento de culpa, intentando concienciar a una sociedad confundida y subyugada por lo que ellos mismos ayudaron a crear. Por ejemplo, estas “herramientas” tienen, actualmente, el potencial suficiente para derribar gobiernos, alterar el tejido de la sociedad o corromper la democracia mediante la manipulación y la desinformación.

Uno de los testimonios más desgarradores, de los muchos que hay en el documental, es la del exespecialista en ética del diseño de Google, Tristan Harris, quien dice que las redes sociales ya no son una herramienta que las personas puedan usar. En cambio, explica que las redes sociales tienen sus propios objetivos y los persigue utilizando la psicología contra los usuarios.

La tecnología está enriqueciendo a las compañías que lideran el mercado bursátil en este sector y su misión es mantener su hegemonía a como dé lugar, mantener conectados a los usuarios y experimentar con nosotros como si fuéramos ratas de laboratorio, con la diferencia que no se obtendrá un vacuna o algo positivo para la sociedad.

El impacto de este documental ha sido muy chocante entre varios cibernautas como lo demuestran los siguientes trinos:

 

Screen Shot 2020-09-23 at 10.16.23 AM
La manipulación de las redes es supremamente evidente, cada día hay más adicción para que los cibernautas continúen consumiendo estas aplicaciones, de hecho, las notificaciones de actividades parecen interminables con las numerosas Apps que crecen exponencialmente. A raíz de este fenómeno, otro dato perturbador es el aumento de los suicidios: según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio fue la segunda causa principal de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años en el 2018: cerca de 800.000 personas se quitan la vida cada año y según los expertos de Silicon Valley las redes sociales tienen, en gran medida, que ver con esto.

Definitivamente la ética en las redes sociales no parece relacionarse y las leyes parecen no aplicar para estas porque son atemporáneas.  El documental plantea que, en un escenario ideal, los seres humanos deberíamos reclamarles a estas grandes compañías no ser tratados como un recurso extraíble y que, en sí, los productos sean diseñados de una manera más humanística y se debe apelar a la voluntad colectiva para lograrlo.

Finalmente, se puede inferir que la sociedad, actualmente, está muy lejos de lograr un cambio en el corto o mediano plazo: la dependencia a las redes aumenta diariamente sin brindar una luz de esperanza para reversar esta situación, porque sencillamente muchas personas no reconocen que existe un problema y cada día se hace más normal convivir con estos intrusos tecnológicos.

Así las cosas, la invitación es a vivir la vida de una manera más sencilla y dedicar más días al año a desconectarse de la tecnología para recordar los viejos tiempos y recuperar la comunicación básica y esencial con los seres que nos rodean.

No hay comentarios

Agregar comentario