LAS REINAS DEL IRRESPETO

LAS REINAS DEL IRRESPETO

Por: Rodrigo Beltrán – presidente Bells Medios.

Por esta época, en los llamados tiempos de modernidad, ya muchos parecen no recordar que el respeto es eje fundamental en toda sociedad. No importa si opinamos diferente, si tenemos otros principios de vida, religión o ejercemos movimientos políticos opuestos, si no estamos de acuerdo con ciertas decisiones, pero transgredir e insultar a alguien nunca es la solución. Es un retroceso cargado de rabia, una válvula de escape que solo busca humillar y lo más grave, es una bomba de tiempo.

Lo anterior, para hacer alusión a “las reinas del irrespeto”: Las redes sociales, convertidas también en “guerra de memes e insultos”. La idea edificante y profesional de los memes es precisamente mediante la creatividad y genialidad hacer caricatura de la realidad y de los personajes, y opinar libremente con mofa, pero ojalá con altura. Lo cierto es que los artífices de estas piezas de comunicación, en la mayoría de los casos en Colombia escudados en esta herramienta, lo que hacen con mal gusto es ridiculizar, ofender y golpear sin argumentos éticos una organización, persona, grupo civil o circunstancia cotidiana. Estos cobardes que no dan la cara llamados “artistas” de memes, hago la aclaración que nos son todos, demuestran su ignorancia atrevida, su mala intensión y su irresponsabilidad civil. Muchos de ellos son enfermos que afanosamente como sumergidos por su laberinto buscan desahogarse de sus frustraciones o resentimientos.

Lo anterior, se ve a diario, con mucha o poca audiencia, eso es lo que menos les importa. Hablemos del caso reciente suscitado con la primera dama de la nación, María Juliana Ruíz, luego que un medio de comunicación digital informara que se estaría preparando la posible publicación de su libro autobiográfico, del que se encargaría el Archivo General de la Nación, con un valor de cincuenta millones de pesos.

Posteriormente y desmintiendo dicha trifulca generada en medios, la esposa del Presidente Duque, informó que si había tenido una conversación con varios actores, para la realización de un libro que reuniera la investigación de varias décadas y se exaltara la memoria histórica de labor social realizadas por las Primeras Damas de Colombia.

La polémica sobre este caso se hizo viral, tanto así, que ya sectores de oposición en el Congreso están promoviendo acabar con la figura de la Primera Dama de la Nación. Pero no es la primera vez que la señora Maria Juliana, ha sido víctima de diferentes burlas y críticas, pues en 2019, ya había sido tendencia y blanco de atropellos verbales y memes, por su vestuario en la visita que junto a su esposo realizó al expresidente Trump, pues el vestido que lució, para la crítica logró opacar el verdadero significado de la visita Presidencial.

Esto, es solo un ejemplo más de los muchos que diariamente se ven de manera cruda y vergonzante, y protagonizado por las redes sociales, donde se pone en tela de juicio su verdadero objetivo y su eficacia, pues se volvió paisaje: insultar, burlarse, madrear, pordebajear. Abundan los sicarios morales en las redes, francotiradores sin piedad… cueste lo que cueste.

 Aquí no se respeta a nadie, ni el cargo o figura institucional que se representa, ni la importancia que este tiene para el país y mucho menos si es mujer, y eso que hay muchas que hablan a gritos de la equidad de género y el respeto de sus derechos. No les importa realmente el efecto que causan no solo al señalado, sino a su familia y por supuesto, la palabra es como un arma, una vez disparada el daño queda hecho.

Estamos en mora de realizar una gran cruzada por elevar el nivel de los contenidos en redes sociales, sería un hecho heroico y hacer pedagogía. No darle más espacio a los que creen que su opinión libre en una sociedad democrática, les permite salirse de lo ético, lo moral y de los principios elementales de la sana convivencia.

Esta es una bomba de tiempo y lo más preocupante… a las puertas de un nuevo periodo electoral. 

No hay comentarios

Agregar comentario