“EL FACEBOOKOIT”

“EL FACEBOOKOIT”

Por: Juan Pablo Pérez, Comunicador Social y Periodista

Un mal momento pasa la compañía Facebook, fundada por Marck Zuckerberg, ya que se ha creado un grupo que afirma que esta red social,  no hace lo suficiente para eliminar los contenidos racistas y que incitan al odio en su plataforma, lo cual ha representado millones de dólares en pérdidas además de un decrecimiento en su reputación.

La polémica no es ajena a este conglomerado de redes sociales, ya que años atrás Facebook debió afrontar el escándalo de Cambridge Analytica, en el Congreso de la República de los Estados Unidos, donde se le acusó de secuestro de información de millones de usuarios para posteriormente intervenir  con ellos en los comicios de 2016.

Ahora, la campaña Stop Hate for Profit - "No al odio por dinero" es uno de los últimos movimientos que ha decidido utilizar el boicot como herramienta política, y sí que parece estar funcionando, debido a que importantes compañías como Coca-Cola, Unilever y Starbucks fueron las pioneras en no continuar pautando en la mencionada empresa, lo cual arrojó 7 mil millones de dólares en pérdidas. Como si fuera poco, Ford, Adidas y HP se han unido recientemente al movimiento para continuar aumentando la devastadora bola de nieve económica.

Como medida de contención, en un extenso comunicado a la opinión pública el vicepresidente de asuntos públicos de Facebook, Nick Clegg, explica que “más de 100 mil millones de mensajes son publicados diariamente en nuestros servicios. Somos nosotros hablando, compartiendo nuestras vidas, nuestras opiniones, nuestras esperanzas y nuestras experiencias. En esas miles de millones de interacciones, una pequeña fracción es contenida de odio. Cuando encontramos publicaciones de este tipo en Facebook e Instagram, tenemos tolerancia cero y las removemos. Cuando un contenido no clasifica para ser tratado como discurso de odio, ni es considerado dentro de otras políticas destinadas a prevenir daños o la supresión del voto, nos inclinamos por la libre expresión, porque en última instancia, la mejor manera de contrarrestar el discurso ofensivo, divisivo y dañino es con más conversación. Exponerlo a la luz es mejor que esconderlo en las sombras”.

 Sin embargo, las medidas anunciadas por el gigante de la Internet estadounidense no parecen convencer del todo a la sociedad. Por el contrario, Youtube otra de las redes sociales más consumidas, ha acabado de tomar la decisión de eliminar cerca de 25 mil cuentas con contenido racista, lo cual ha sido destacado por la sociedad y de paso, ha blindado a la marca. 

"Luego de haber actualizado nuestros reglamentos para resolver mejor el asunto de los contenidos supremacistas, hemos visto una multiplicación por 5 del número de videos retirados y hemos puesto fin a más de 25.000 canales por violar nuestras reglas sobre discursos de odio", explicó un portavoz de la Youtube.

Si bien es cierto que Facebook y sus compañías filiales como Instagram y Whatsapp, suman muchos millones de usuarios en comparación a otras compañías de la misma línea, la percepción negativa y sensibilidad de las personas parece aumentar cada día, porque Zuckerberg no ha decido tomar decisiones de raíz y simplemente la compañía se mantiene en un estatu quo de aparente capitalismo salvaje. No obstante, la sociedad hoy en día, reclama que las empresas vayan más allá de la ley y ayude a construir tejido social, lo cual se traduciría en una reputación de marca positiva.

No hay comentarios

Agregar comentario