BOLSONARO: UN GOLPE DE DERECHA CONTRA LA PRENSA EN BRASIL

BOLSONARO: UN GOLPE DE DERECHA CONTRA LA PRENSA EN BRASIL

Por: Hermann Sáenz, Periodista

Durante la noche del domingo 28 de octubre, mientras se hacía el escrutinio para definir quién sería el nuevo presidente de Brasil, el jefe de prensa de Jair Bolsonaro, empezó a insultar a un grupo de periodistas incluidos en un grupo de Whatsapp, sacándose el clavo por las predicciones que habían hecho los medios: “Bueno... ¿No estaba casi empatado? Sois el mayor engaño del periodismo de Brasil!!! Basura”. 

Al día siguiente hubo disculpas, sin embargo, nadie duda que la relación entre prensa y el nuevo presidente electo de Brasil no comenzó de la mejor manera. Aunque ya se sospechaba, pues su actitud como candidato tampoco fue la mejor con los medios: No asistió como candidato a ningún debate televisivo y solo concedió entrevistas, a través de la pantalla chica, al canal evangélico TV Record, dejando por fuera al gran TV Globo.

Asimismo, el nuevo presidente de los brasileños, que se posesiona el 1 de enero, descalificó el cubrimiento de los medios impresos y catalogó su cubrimiento como noticias falsas. Su campaña presidencial la fortaleció a través de las redes sociales Twitter, Facebook y WhatsApp.

Después de ganar las elecciones, y ahora sí al aceptar una entrevista con el canal Globo, el periodista lo cuestionó sobre cómo él se proclamaba partidario de la libertad de prensa, si al mismo tiempo llegó a desear que el diario Folha de Sao Paulo dejara de existir. Bolsonaro respondió: “por sí solo, ese periódico se acabó (...) en lo que dependa de mí, la prensa que se comporte de esa manera indigna no tendrá recursos del gobierno federal".

Vale recordar que este periódico paulista, el de mayor circulación en Brasil, denunció que Bolsonaro pagó con fondos públicos de su gabinete a una funcionaria que cuidaba su casa de veraneo y no trabajaba en Brasilia, como debería para ganar esa cantidad. Otra información publicada por este medio aseguraba que un grupo de empresarios habría invertido cuatro millones de dólares en una campaña para difundir noticias falsas en Whatsapp contra su opositor Fernando Haddad.

Ante esta situación, la presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa, María Elvira Domínguez, manifestó: “nos preocupa que el presidente electo no trace una distinción entre Gobierno y Estado, al manifestar que usaría la administración pública para castigar a los medios que le resulten incómodos, negándoles la publicidad oficial".

Muchas opiniones comparan esa actitud como la tomada por Donald Trump, en Estados Unidos, y que sin duda le dio resultado: confrontación con los periodistas y desacreditar todas aquellas noticias que le sean desfavorables como fake news.

Ahora, sin duda, los medios, que están perdiendo el pulso con las redes, estarán con una lupa constante bajo el ultraderechista Bolsonaro, y a la vez el nuevo Gobierno se defenderá a través de Twitter, Facebook y WhatsApp y de su prensa aliada de lo que él llamará falsas acusaciones. Será una oportunidad para que los medios de comunicación demuestren a través de análisis e investigaciones quien tiene la razón y que los 48 millones de votantes que eligieron al candidato del Partido Social Liberal no se equivocaron.  

No hay comentarios

Agregar comentario